Una de carreras

29 de enero de 2020

Si algo he seguido realizando estos dos últimos años es correr. En la montaña y en el asfalto. Y como aliciente siempre están las carreras a la que uno se apunta. En anteriores entradas del blog si que he ido comentando los pormenores de cada una pero después de esta «sequía de entradas» voy a resumir un poco las más interesantes desde aquella que comenté allá por 2017:

  • Los 10K de Laredo (2018 y 2019): Carrera muy rápida en la que en las dos ediciones que me he presentado he estado limando los 40 minutos en los 10 kilómetros. Una marca que se me resiste y que espero lograr algún día. Es un circuito llano, al lado del mar, perfecto para hacer una marca de éstas aunque hay bastante gente (con sus ventajas y desventajas) y a veces se hace difícil coger un ritmo ágil para superar esa barrera de los 4min/km. Buen ambiente y cerca de casa, aunque como todas estas carreras un poco agónica.
10K de Laredo (2019)
  • Azkoitia-Azpeitia (2018): A la semana siguiente de Laredo, por casualidad y gracias a que nos tocó el dorsal vamos a Azkoitia. Carrera veterana que sin mucho ruido trae a muy buenos atletas. Como era una carrera que no me esperaba fui a correr por sensaciones, a ver si podía llegar a bajar de 1:30 en la media maratón. Por sorpresa y después de un aguacero de principio a fin conseguimos parar el crono en menos de 1:30. Una carrera que no se me olvidará. Mi mejor marca. Circuito bonito y buen ambiente. Repetiremos.
Azkoitia - Azpeitia (2018)
  • Camille Extreme (2019): Carrera en Pirineos (Nafarroa) con todo lo que ello supone. Entrenamos bien, llegamos en forma y salimos a correrla con cabeza pero llegó el calor sofocante que tanto detesto y ahí se acabaron todas las ideas y preparaciones. Disfrutamos los 31kms, pero a partir del 24 el calor hizo mella y fue un calvario volver a Isaba. Llegamos, pero con el depósito en reserva. El calor no es lo mío. No hay trucos cuando cada cuerpo es como es. Mejoramos significativamente el tiempo del 2017, pero con pena del clima en ese día de Junio.
Camille Extreme (2019)
  • Maratón de Valencia (2019): Otro sorteo en el que entro y en el que por sorpresa me sitúa en Valencia el 1 de Diciembre. Seguimos pensando en que podemos acabar una maratón en menos de 3:30 y vamos con esa idea pero al final caemos en una trampa parecida a la de Isaba (la Camille Extreme). El calor. Aquí no fue tan intenso, pero venía de un Noviembre muy lluvioso con un cambio muy importante de clima entre Bizkaia y Valencia. Llegamos «en tiempos» hasta el kilómetro 33, pero a partir de ahí llegó el muro de la maratón. Las fuerzas no llegan y los kms no pasan. Acabamos en las 3:40 que no es poco; con pena de no haber llegado a esos 3:30 pero con los ánimos de la familia y de un fin de semana express de 3 días nos quedamos con la ilusión de volver algún otro año y volver a vivir la experiencia de esa maratón. Perfectamente organizada y con una animación que nunca había visto.
Maratón de Valencia (2019)
  • San Silvestre (2018-2019): Siempre toca acabar el año con 6 kilómetros por las calles de Lasarte-Oria. Ambiente festivo sobre todo en el que nos disfrazamos y vamos «a tope». Dos ediciones en las que estamos cerca del podium; lo vemos, pero no llegamos. La velocidad no es lo mío y hacer esos 6k por las calles bajando de 4min/km es algo que me cuesta mucho. Este año hemos quedado cuartos. Esperemos algún día subir un peldaño más, aunque tampoco es algo importante para mí. Es una carrera que no preparo y que llega como llega, hablando del estado de forma.
San Silvestre Lasarte-Oria (2019)

Y hasta aquí un resumen rápido. Cara a este 2020 habrá unas cuántas más, siempre dependiendo de cómo se puedan encajar en el día a día y nuestra forma física. Tendréis noticias.