Archivos para Familia

Aimar, montaña y nieve

16 de diciembre de 2013 — Deja un comentario

Si no escribo mucho en el blog es porque en parte me dedico a los pequeños de casa y en intentar que se lo pasen lo mejor posible. Tal vez Aimar no se acuerde de días como el domingo, de esa larga caminata por el Parque Natural del Gorbea y de los pequeños juegos que pudimos hacer con la nieve (casi hielo) que había por el camino.

Por ello, me quedo con su felicidad de esa mañana y con un par de fotos que os enseño a continuación:

Castillo de Nieve

Aimar & Egoitz Morán

Aunque no me lo diga, se le habrá quedado guardado en su cabecita esa fría mañana de Diciembre, seguro.

Beñat

18 de septiembre de 2013 — Deja un comentario

4 días después de escribir la última entrada que hay publicada en este blog nació mi segundo hijo, Beñat. Ésa es la razón de no haber escrito en tanto tiempo. Antes del nacimiento he tenido unas jornadas de trabajo bastante complicadas y además Amaia ha necesitado algo más de ayuda en los últimos meses de embarazo. Ésto, como comprenderéis, relega al blog a un segundo plano.

El 26 de Julio a las 02:15 salió el pequeño Beñat de la tripa de su madre. Después de dar algo de guerra antes de nacer pensó que ya era hora de salir y ver el apasionante mundo que le esperaba.

3,6kg de peso y 49cm de estatura: Un niño normal y sano que ya llena de felicidad a nosotros y al no tan pequeño hermano suyo Aimar, que este mismo domingo cumplió los 5 añitos. Ahora ya somos 4 en la familia con lo que junto a la gran ilusión de ser uno más, se complican las tareas y organización de la casa. Beñat necesita mucha atención y tampoco podemos dejar de lado a Aimar, que también necesita su tiempo y espacio.

Beñat Morán

Continuar leyendo…

Pediculus humanus

10 de mayo de 2013 — Deja un comentario

… o lo que es lo mismo, piojos.

El pobre Aimar cogió la semana pasada una pequeña colonia de estos bichos tan molestos y que tanto picor dan. Ya nos venían avisando desde el colegio que habían detectado algunos casos, por lo que teníamos muchas papeleta para que Aimar los sufriera en sus propias carnes.

Lo peor de todo es aplicar los champús y geles famosos necesarios para eliminarlos en un niño de 4 años. Después de aplicarle un par de veces estos tratamientos, para evitar males mayores, y como recomiendan, le cortamos un poco más de lo normal el pelo con el fin de que estos bichos no quisieran acercarse al pelo de Aimar.

Total, que en una semana las liendres y piojos fuera. Asunto acabado…

… o no, hasta que Amaia se da cuenta que también los había cogido. Así que nada, trabajo doble.

Ahora parece que todo está en calma. Seguiremos unos días de vigilancia por si acaso.

Os mantendremos informados 😉

Filvit

Foto | Filvit

Estamos en un periodo en el que he bajado mucho el ritmo deportivo pero tenía ganas de correr en este Cross Popular.

Contando con que era una distancia corta (8,2km) y que Aimar tenía opción de correr, nos inscribimos de la misma Aimar, mi cuñado y yo. Como digo, no estamos en forma ni tampoco pretendíamos hacer ningún test de condición física, por lo que fue una carrera-entrenamiento muy agradable, más pensando en el pequeño que en nosotros.

Sufrimos de los nuestro, ya que era un sube y baja con buenas rampas, 4 Vueltas a un circuito exigente, pero que aun no estando en forma conseguimos completarlo por debajo de los psicológicos 5 min/km.

Tiempo total de 0:38:35.

Lo mejor de todo, los 600 metros que tuvo que hacer el pequeño. En unos años llegará a los 42 Km. seguro.

Aimar en los minutos previos a la salida

Tarde de nieve

14 de febrero de 2013 — Deja un comentario

Llevamos unos días de mucha lluvia, frío y mal tiempo, así que lo mejor para darle la vuelta a esta situación es aprovecharla y subir un rato a jugar a la nieve con Aimar.

El fin de semana no pudimos ir, por lo que aprovechamos este martes de carnaval para después de trabajar subir a Urkiola y disfrutar un poco de la nieve.

Salí del trabajo y para las 16:30 ya estábamos jugando en el Parque Natural de Urkiola, cerca de Durango. La verdad es que había mucha mucha nieve, sobre los 40cms creo yo. Bastante para estar tan abajo, a menos de 900 metros.

Jugando en la nieve

 

Continuar leyendo…