Archivos para Lunada

Ahora que la nieve se va de las montañas conviene acordarse de ella

Aunque no practico el esquí, la montaña y la nieve son cosas que me encantan. Todos los años intento acercarme a “probar” la nieve y poder jugar con la familia. Ya sea corriendo, andando o con raquetas (gracias al regalo navideño) siempre es posible subir al monte y disfrutar de ella. Aimar con sus 8 años está encantando de poder subir, aunque no siempre es sencillo ya que el acceso a las cumbres nevadas para poder disfrutar de la misma no es sencillo.

Lunada es la estación de esquí de montaña más cercana a (Bilbao) dónde vivimos. Aunque se encuentre en la provincia de Burgos, en apenas una hora puedes disfrutar de la nieve y unos servicios básicos como estación invernal.

Vistas desde lo alto de la estación

El Bar-restaurante y el alquiler de equipo es más que correcto. Personal muy amable y unos precios que permiten disfrutar tanto de la nieve como del esquí para los que no tengan muchas pretensiones ni quieran desembolsar un forfait “de lujo”. No conozco mucho el mundo del esquí pero sus 4 remontes y sus 8 Kilometros esquiables se quedan justos para el que quiera darle “bien” al esquí o al snowboard, pero se convierte en un entorno muy recomendable para aprender a esquiar. Al estar en una altura bastante baja sobre el nivel del mar el problema es que la nieve que cae se va muy rápido también, por lo que no son muchos los fines de semana al año que se pueden aprovechar en la estación.

Cafetería y zona de descanso y alquiler de material

En mi caso esta temporada la he visitado en dos ocasiones, una para una buena “tirada” en raquetas con mis amigos del Trail Team Bizkaia y otra con la familia para disfrutar del trineo y de una buena jornada de nieve. En ambos casos me lo pasé genial, por lo que recomiendo a todo el mundo de Bizkaia y alrededores que si quiere disfrutar de la nieve y/o del esquí en un entorno algo más “controlado” y cómodo que las cumbres cercanas de Bizkaia se acerque un día a Lunada.

Bueno, bonito y barato, pero sin grandes pretensiones, esquiadores.

Con la familia